lesión

El partido de clasificación para el Mundial de 2018 entre Irlanda y Georgia fue el lugar donde se dio una escena tan épica como espantosa. Tras un duelo aéreo, el mediocentro irlandés, Robbie Brady, perdió completamente la conciencia. Sus compañeros le colocaron en PLS (Posición Lateral de Seguridad) pero, la intervención de Guram Kashia fue lo que le salvó la vida. Tras los primeros auxilios del capitán georgiano, el personal médico pudo hacerse cargo del jugador, que volvió en sí unos minutos más tarde, en el vestuario.

Publicado por , el